David Bowie buscando cerveza en Madrid

No es con poca emoción que escribo estas líneas, pues se trata de Madrid y Bowie, pero principalmente de Madrid. Hace poco se ha hecho público un video que en su momento ha difundido MTV, sí la misma que pasaba 24 horas de videos musicales. El vídeo muestra a David Bowie junto a Peter Frampton en las calles de Madrid de 1987.

En el vídeo Bowie deambula, que es como uno debe enfrentar las ciudades que visita, aquellas calles entrañables del centro de Madrid. Es la Madrid de 1987, solo 12 años después del fallecimiento de Franco y la apertura a la democracia. Es también la Madrid de la movida, una Madrid en recomposición.

Me gusta el vídeo pues retrata fielmente a la gente. Se puede ver cómo los madrileños que reconocen a Bowie se le acercan y le piden un autógrafo. Algunos le dicen Bowie, otros solo le tocan, en cualquier caso a esto le sigue el entregarle un lapicero y papel. En algunos casos hay un gracias, en otros no, solo la retirada. También hay turistas que al reconocerle hacen lo propio. Bowie habla de El Greco y Goya cuando observa un mural de Granada en una calle y cuando llega a una tienda de insumos para pintores. Bromea que es la tienda donde El Greco hacía sus compras. Me gusta su buen humor y que habla siempre, no le importa esa “sequedad” en el trato tan madrileña, española, que se observa cuando se olvida de devolver el lapicero y la dueña le dice «¡es mío, es mi bolígrafo, ¡qué morro!». Bowie, al darse cuenta del incidente lo devuelve y ambos ríen, por supuesto. Me gusta que tenga conocimiento sobre los más famosos pintores españoles y la cultura del país.

Durante sus conversaciones una persona se le ha acercado y le dice en inglés «qué bonitos zapatos rojos». El comenta que ha estado allí cuando niño y en ese momento también quería usarlos pero había una especie de prohibición y no ha podido hacerlo. ¿Sería por algo religioso católico? se pregunta. Por eso, ese día se los ha puesto. Finalmente, llega a la Plaza Mayor. Llega por uno de los portales que muchos hemos recorrido. Llega para buscar un lugar donde tomar una cerveza, y eso hace. El vídeo termina luego de que Bowie le dice su orden al mesero. Modern love, walks beside me.

2 me gusta