El mito del nómada digital


#1

La progre DW ha presentado un documental sobre los nómadas digitales, que es esta gente que cree que son ciudadanos del mundo y que van de indigentes por las ciudades buscándose la vida en algún chiringuito digital para tener un colchón y al menos una comida al día, una especie de juglares con MacBooks. Si Steve Jobs no hubiese regresado a Apple seguirían vendiendo macramé o arriesgando la vida en las esquinas.

En el documental Sophie, una nómada desde hace 7 años, nos cuenta desde una playa en Tailandia que ingresa 6 mil euros al mes y que se ha dado de baja en el seguro social alemán, eligiendo otra opción para su vejez, porque por lo menos tiene claro que el tiempo pasa para todos. Dice que obtiene sus ingresos del sector de mercado digital, pequeñas tiendas de Internet para las que escribe el contenido y tiene su propio blog sobre comida vegana, como no. Además de todo eso compagina sus expectativas de futuro con expandir la pirámide, guiando a otros candidatos a nómadas, y la inversión en pequeñas “startups” en Colombia y Panamá, es decir cosas relacionados a lo orgánico.

Sin embargo, como buen miembro de quinpu he hecho mi tarea y he consultado con gente que va en esa cosmovisión. Al preguntar a uno de ellos que cómo va aquello, me ha dicho: “es una vida plagada de tristezas”. Viendo este documental, me queda clarísimo.