La robótica e inteligencia artificial también se han quedado en casa

Con buena parte del mundo en sus casas por las medidas que han adoptado los gobiernos para combatir el coronavirus o COVID-19, la sociedad ha visto sus vidas transformadas. En este nuevo escenario se pensaría que es el idóneo para aprovechar las tecnologías que se han desarrollado a la fecha y ayudar a los pacientes, al personal de salud, al sector que hace las entregas de comida, a quienes hacen los viajes para transportar al personal de sanidad desde y hacia sus domicilios, en fin, grandes oportunidades.

Nada de esto está pasando. Nada. Aún con las calles vacías, sin obstáculos “tontos” que puedan confundir u ocasionar embotellamientos de tráfico a los vehículos autónomos, no vemos a estos como una ayuda para los servicios de sanidad que tienen que desplazar al personal y desplazarse a los lugares donde haya casos de infección. Tampoco vemos a los robots, que obviamente, no tienen ningún riesgo a la infección por el virus, efectuando las pruebas o ayudando en el traslado de los pacientes infectados a fin de preservar la salud del personal de sanidad. No vemos nada de esto. Tampoco vemos a los famosos carritos de entrega de comida que pululan por las universidades americanas o aquellos que ocupan todas las vías en los almacenes de Amazon moviendo paquetes, hacer las entregas de comida, cuya demanda no tiene paralelo.

Lo que se ve es que todos, absolutamente todos estos trabajos, que se vendían como los próximos a ser desplazados por la robótica, la inteligencia artificial y un sin número de tecnologías de última degeneración, se siguen haciendo como se han hecho toda la vida. Las enfermeras que hoy atienden al personal hacen lo mismo que las que atendieron a los enfermos cuando la peste negra, el ébola, o la gripe porcina. Utilizan los mismos equipos de protección y los mismos métodos para intentar estabilizar los pacientes y controlar la infección a fin de salvarles la vida. ¿El e-health? bien, en casa, gracias.

Los inmigrantes que se ganan la vida entregando comida en plataformas como Uber Eats, deliveroo o Glovo, si no han perdido el trabajo, están más que rebasados por la demanda y siguen haciendo su trabajo de la misma manera que cuando se inventó el servicio de entrega a domicilio. Las Fintech que emplean algoritmos superiores de inteligencia artificial especialmente creados por sus empleados que provienen de alguna universidad puntera en tecnología, no están procesando las solicitudes de crédito.

Supondrá que independientemente de esto las empresas punteras que crean esta tecnología están entregando sus desarrollos en robótica e inteligencia artificial para ayudar en la crisis. Que por ejemplo, Tesla estaría buscando la forma de integrar su tecnología Autopilot en los coches estándares o que Boston Dynamics estaría enviando cientos de Spots o Atlas a los hospitales o centros de sanidad. O quizá que Uber aproveche para limpiar su imagen pública y done el tiempo de sus vehículos autónomos, ahora que no hay nadie en las calles que pueda ocasionar accidentes mortales. No señor. Nanay. Lo único que está haciendo Uber es ofrecer entregas gratis y nuevas formas de pago (es decir pago en efectivo).

Saque usted sus propias conclusiones.

En una carta dirigida a todos los “amazonians” Jeff Bezos les ha dicho que contratarán 100.000 puestos más, que buena parte de su trabajo no se puede hacer en remoto, y que están ordenando mascarillas para todo el personal.

Fuente: https://blog.aboutamazon.com/company-news/a-message-from-our-ceo-and-founder

1 me gusta

Quizá los 100.000 nuevos contratados se necesiten para cambiar las baterías como se ve en la película de Tech Insider.

y el grupo de las FANG junto con los viejos zorros como IBM están haciendo lo de toda la vida, donar acceso a sus super ordenadores para que los investigadores puedan ejecutar sus experimentos. Pero ¿qué de los ordenadores cuánticos, los TPUs, el deep learning? ¿qué?

Y la publicidad digital también se ve afectada ¿Pero, cómo, si esta gente puede teletrabajar y tiene esos maravillosos algoritmos de inteligencia artificial que revisan las noticias bulo? ¿Porqué no pueden revisar también los anuncios de publicidad?

facebook-ads

Quinpu es un club de Internet. El lugar donde el punk no ha muerto. - Señoritas teletrabajando.