¿Qué haremos sin papá estado?

#1

Por décadas la gente ha sido adoctrinada para creer que todo lo debe proveer el papá estado. Incluso gente que se dice liberal, pero que estaría poniendo copas si no existiese su mayor fuente de rentas, aboga por un estado pequeño pero eficiente. Un estado que te de educación, comida, vivienda, salud, etc. Es decir un padre. Ese padre que necesitas como niño vitalicio que te han formado.

Resulta que la realidad dista mucho de esos sueños utópicos, porque, como en las mayores empresas de la humanidad, hay gente que no se deja tocar los cojones. En el mundo de hoy, existen más de un ejemplo que muestra que la iniciativa privada puede ser más eficiente que el estado. Aquí ponemos un ejemplo.

Policía privada

Esta historia ha nacido en uno de los barrios más ricos de Londres, Inglaterra. Este grupo de ciudadanos ha decidido que una policía privada protege mejor sus propiedades y familias. De este modo, ha nacido “My Local Bobby”, una empresa que tiene licencia para efectuar arrestos y reunir evidencia para enjuiciar a los detenidos. Los clientes pagan un total de 200 libras al mes y tienen acceso a un oficial local, a quien también pueden hacer seguimiento desde un iPad. La empresa ha sido creada por los ex oficiales de la policía metropolitana David McKelvey y Tony Nash.

Llevado al caso local esto sería como formalizar el tema de los vigilantes de comunidades o barrios, o incluso como una policía municipal privada con mayores facultades. Sin embargo, la noticia más importante es que dado el éxito de la empresa, el servicio se va a expandir a todo el país. Y es que en los dos años de su existencia esta empresa ha conseguido la condena de más de 400 casos de robo de propiedad intelectual, fraude y otros crímenes. Nada mal caballeros.

Carretera privada

Este es otro mito y leyenda. Quizá parte de nuestro origen romano, donde era el estado encargado de hacer las carreteras para que las legiones puedan llegar sin dificultad a todos los confines del imperio. Son muchos casos en donde se pide al ejercito local que haga lo propio, asumiendo que cuentan ya con el equipamiento, destrezas y conocimientos para crear las carreteras que el país necesita. Que solo es poner a los cholos a tirar pico y lampa. No niño, no. Siga leyendo y comprenderá.

Nuevamente en Inglaterra un hombre que estaba desesperado por el tráfico de una hora ocasionado por los trabajos en una carretera entre Bath y Bristol ha decidido tomar cartas en el asunto. Mike Watts entonces en el año 2014 puso su casa en garantía para obtener un crédito y alquilar un espacio de tierra, propiedad de un amigo suyo, para allí construir una vía alternativa de desvío. Watts ha logrado construir esta vía de 365 metros en solo 10 días por la que cobra 2 libras, 2.3 euros, 2.6 dólares u 8.6 soles; y que se ha convertido en la primera carretera privada de Inglaterra desde que los autos circulan en esta gran isla.

La buena nueva es que Mike a octubre de ese año había recibido a su cliente número 100 mil. Sí, 100,000. O sea, había ingresado ya 200,00 libras o 230 mil euros, 260 mil dólares o 860 mil soles. Nada mal ¿eh? Sin embargo, el buen Mike todavía necesitaba 50 mil clientes más para llegar al punto de equilibrio. Es que ha gastado 150 mil libras en construir la carretera y 150 mil adicionales en lo necesario para operarla.

Como todo empresario Mike ha arriesgado su capital y tiempo, y por supuesto con el riesgo que representa el hecho de que la carretera en mantenimiento se vuelva a abrir definitivamente antes diciembre de ese año, fecha que el estado ha señalado, si no es “lo más pronto posible”. Sin embargo, dados los números el negocio parecer haber ido viento en popa, puesto que los clientes están contentos de pagar 2 libras y ahorrarse esa hora de tráfico que aprovechan incluso para hacerse fotos en lo que se ha convertido en un punto de interés.

1 me gusta