WhatsApp o Telegram para mi grupo ¿una buena idea?

Dado la ubicuidad del móvil y por consiguiente de las aplicaciones móviles, en muchos casos muy útiles, este hecho también presenta un problema. Y es que tener algo contigo buena parte del día no siempre es una buena idea. Quien entiende que lo único que todos tenemos en común es el tiempo se debe haber dado cuenta de esto hace mucho.

Quizá una de las razones para decidir el hacer un grupo en WhatsApp o Telegram sea la facilidad para añadir y responder a los eventos que sucedan. Esto posiblemente sea muy útil en caso de un grupo de gente que espera recibir informaciones y no generarlas, es decir un uso pasivo de la herramienta. Sin embargo, cuando se trata de grupos para coordinar situaciones, eventos, aprendizaje u cualquier otro tema donde se vayan a generar discusiones o diálogos constantes, esto no necesariamente es así. En abundancia de herramientas lo sabio es emplear la que sea idónea para el trabajo.

Pérdida de tiempo

El tener el móvil con WhatsApp o Telegram también significa distracción, debido a que de modo predeterminado estas aplicaciones notifican cuando se ha enviado un mensaje. Una reacción natural y humana es atenderlo y responder algo. Si llegas a contabilizar los segundos o minutos al día en que haces esto, seguramente sumarán horas. Horas de tu día en que solo has conseguido mirar al móvil y escribir algo, distrayendo tu atención de tu trabajo, el timón del coche u otra cosa importante.

Quien se ha educado un poco en el tema y valora más lo que hace que el responder mensajes, posiblemente haya desactivado las notificaciones y destinado un tiempo a leer lo que se ha escrito en el grupo, y esto nos lleva a lo siguiente.

No puedo seguir lo que me interesa

Si dejas de leer un grupo por algunas horas o días, dependiendo de la cantidad de miembros y el tema, vas a notar dos cosas que antes no lo hacías: se escriben muchos más mensajes de los que imaginas y el seguir cada tema en discusión es humanamente imposible.

Ocurre que estas aplicaciones están diseñadas para un flujo similar al de mensajes de texto o aplicaciones de mensajería instantánea como el famoso MSN Messenger o los chats de IRC. Se considera que una persona puede participar en las conversaciones que vienen ocurriendo en el instante en que está leyendo este canal o grupo y debe olvidar lo que ha pasado antes o retomar el tema, asumiendo las puyas si es que ya se ha conversado al respecto o tratado hasta su conclusión.

Si estabas interesado en lo que se venía hablando de los goles de Messi con Argentina o el caso de dopaje de Guerrero, o lees desde el punto en que lo dejaste o simplemente lo olvidas y empiezas a plantear el tema. No hay forma de solo leer lo que se venía hablando sobre esto. Es decir, lo que en las listas de correo de conoce como el hilo de la discusión. Todo esto origina nuevamente una pérdida de tiempo que no se puede recuperar.

Qué hacer

Sabiendo estas cosas hay personas que han pensado en esta situación y han creado herramientas igual de fáciles de utilizar que WhatsApp o Telegram. Uno de estos casos es Basecamp, por ejemplo, para las coordinaciones en grupos de trabajo donde existen discusiones, tareas, responsables, cronogramas, hitos, reuniones y diferentes actividades propias de un grupo como tal.

Otra herramienta son sitios como este, que en términos simples, son una mejor versión de las listas de correo o discusión que eran ampliamente utilizados hace unos años. Es decir, una mejor versión de Usenet o Mailman, que funciona muy bien en el móvil y se puede participar también desde el correo electrónico que todos manejan y tienen.

No se necesita estar conectado todo el tiempo para leer los temas y uno puede leer lo que le interesa. A la par que el propio software le va recomendando temas similares a los que ha leído y en los que ha participado, también le muestra solamente desde el punto en que ha dejado una conversación. Así puede retomarla desde allí o desde lo último que se ha dicho. No solamente esto, sino que usted puede recibir resúmenes en su correo electrónico con las mismas características que el contenido que sea le muestra cuando ingresa al sitio, es decir solo los temas de su interés. También existen herramientas que ya puede ir mirando cuando participe, pero por ejemplo, para un grupo de trabajo o interés se pueden generar discusiones y establecer un punto en que el tema queda cerrado literal y efectivamente, es decir que ya no se pueden hacer más comentarios. Quien quiera saber que ha pasado puede leer todo lo anterior y, si se quiere, el resumen que bien podría hacer el coordinador del grupo.

2 me gusta