Bitcoin: Coin Center testifica ante el senado

bitcoin

#1

El día de hoy, 11 de octubre 2018, el director de investigación de Coin Center se ha presentado ante el comité de banca, vivienda y asuntos urbanos del senado americano a fin de explicar la tecnología de cripta-divisas y block chain.

Hemos traducido la intervención de Peter debido a que su explicación de Bitcoin está en un lenguaje bastante simple. Creemos que puede ser de interés para el público en general, que no necesariamente tiene conocimiento de ciencia de computación, criptografía o economía.

Peter Van Valkenburg, Coin Center

Gracias por la oportunidad de hablar con ustedes hoy. Mi nombres es Peter Van Valkenburgh, soy el director de investigación de Coin Center, una organización sin ánimo de lucro independiente que tiene como foco los asuntos relacionados a las políticas públicas sobre las cripta-divisas y las redes públicas de block chain.

¿Qué es Bitcoin? Bitcoin es la primera cripto-divisa mundial y funciona gracias a la primera red pública mundial de block chain.

¿Qué hace Bitcoin? Es sencillo. Permite enviar y recibir valor hacia y desde cualquier persona en el mundo utilizando nada más que un ordenador con conexión a Internet.

¿Porqué es revolucionario? Debido a que, a diferencia de otras herramientas para enviar valor a través de internet, funciona sin la necesidad de confiar en un intermediario.

La ausencia de una entidad intermediaria significa que Bitcoin es la primera infraestructura pública para pagos digitales. Y, por pública quiero decir simplemente abierta a todos y fuera de propiedad de alguna entidad.

Tenemos una infraestructura pública de información para sitios web y correo electrónico, se llama Internet, pero la única infraestructura pública de pagos que tenemos es efectivo, quiero decir dinero de papel, y solo sirve para transacciones cara a cara.

Antes de Bitcoin, si usted desea pagar a alguien en forma remota, a través del teléfono o Internet, no puede utilizar la infraestructura pública. Debe confiar en que un banco privado abra sus libros y agregue registros en su libro mayor con saldo deudor para usted y abona a la persona a quién le está pagando. Y, si ambos no utilizan el mismo banco, entonces existirá una serie de bancos y entradas en el libro mayor en medio.

Con Bitcoin, el libro mayor es la infraestructura pública y cualquiera puede agregar un registro a éste transfiriendo sus bitcoins a un tercero. Cualquiera, independientemente de su nacionalidad, raza, religión, sexo o calificación de crediticia puede (sin costo alguno) crear una dirección de bitcoin a fin de recibir pagos digitalmente.

Bitcoin es la primera divisa accessible globalmente del mundo.

¿Es perfecta? No. Tampoco lo era el correo electrónico cuando se inventó en 1972. Bitcoin no es la mejor divisa en todos los casos. Todavía no es aceptada universalmente, tampoco se utiliza para definir los precios, y no siempre es un almacén de valor estable. Pero está funcionando, y el solo hecho de que funciona sin intermediarios de confianza es asombroso; un progreso en la ciencia de la computación y tan significativo para la libertad, prosperidad y desarrollo humano como el nacimiento de Internet.

Y todavía está empezando. Si podemos reemplazar la infraestructura de pagos privada, también podemos reemplazar otros cuellos de botella para las interacciones humanas.

¿Porqué deseamos construir más infraestructura pública? ¿Porqué debemos adoptar block chains en lugar de corporaciones? Porque debemos tolerar sus ineficiencias y trabajar para hacerlas mejor. Porque queremos que los pioneros en esta tecnología estén aquí y no se vayan al extranjero.

Una razón simple. Debido a que las corporaciones intermediarias que hoy proveen la infraestructura crítica, pero de propiedad privada, cada vez son menos, más grandes, y más poderosas, y sus fracasos cada vez más graves.

Cerca de la mitad de americanos, 143 millones, han visto sus números de seguridad social expuestos a hackers debido a una intrusión en Equifax.

La red SWIFT ha transmitido cientos de millones de dólares en transacciones fraudulentas desde cuentas vulneradas en sus miembros en Bangladesh, Vietnam, Ecuador y Rusia. La FBI sospecha que la mayoría de estos ataques ha sido perpetrado por Corea del norte.

Empleados corruptos de rango menos en un banco de la India, Punjab National, lograron certificar mensajes SWIFT apropiándoselos de $1.8 mil millones, el robo electrónico más grande en la historia.

En octubre del 2016 un estimado de 1.2 millones de dispositivos conectados a Internet fueron vulnerados y convertidos en parte de una red de robots, durante varias horas, haciendo que sitios web prominentes no sean accesibles en todo Europa y América del norte, incluyendo CNN, Fox News, The New York Times and Wall Street Journal.

De forma creciente, los equipos físicos están conectados a la Internet para aumentar sus capacidades, estos están conectados a servidores bajo propiedad y mantenimiento de intermediarios privados de confianza; la llamada internet de las cosas. Marcapasos de hospital St. Jude han sido vulnerados. Monitores para bebés de TRENDnet han sido vulnerados. Y Jeeps de Jeep han sido vulnerados al punto de que se podían controlar remotamente desviándolos de la pista.

Estas vulnerabilidades son inherentes en sistemas con puntos de fallo únicos. No importa si el punto de fallo es una corporación o el gobierno, no debe existir ningún punto único de fallo.

Cuellos de botella similares existían antes de la Internet, si deseaba enviar un mensaje debía acudir a una de las tres televisoras o un puñado de diarios. Las empresas privadas son esenciales, pero ninguna infraestructura crítica debe depender por completo de una o dos. La Internet ha eliminado los puntos únicos de fallo en la infraestructura de comunicaciones y ha marcado del comienzo de una ola de competición entre nuevos medios de comunicación que han construido sobre estos rieles públicos.

Las blockchains pueden de igual manera eliminar la intermediación de la infraestructura crítica de pagos e IOT. La tecnología todavía no está lista para abordar todos estos problemas pero es nuestra mejor esperanza, como lo ha sido con la internet en los años 90, requerimos una política pro-innovación poco intervencionista que asegure que estas innovaciones prosperen en América para el beneficio y la seguridad de todos los americanos.

Original: https://coincenter.org/entry/the-public-internet-needs-public-payments-infrastructure


#2

Como anécdota, para comentar entre copas, está la presentación de Nouriel Roubini, reconocido economista americano de la élite financiera internacional; que entre diferentes joyas ha empleado la palabra “shitcoin” (usada por quienes conocemos que cualquier otra cosa que no sea Bitcoin es estafa). También ha llamado estafa a Ethereum y ha dicho que las tecnologías llamadas “blockchain” o DLT no son recomendables.

Por supuesto, no todo ha sido bueno para Bitcoin, a pesar de que en Twitter es un ferviente y hasta rabioso anti-Bitcoin, pero en sus hechos parece respaldarlo firmemente. Ha dicho que Bitcoin es parcialmente centralizado.

Aquí usa “shitcoin” fervorosamente.

Aquí piede que cierren Coinbase.

Aquí dice que se gana la vida honradamente, no como esos banqueros egoístas que están todo el día mirando su libro de órdenes de cripto-divisas …

En fin. Pueden ver esta y otras joyas grabadas en vídeo para la posteridad en la página web de la comisión del senado en donde ha dado su presentación.


#3

La cereza de la torta: hace un tuit donde pide un dama de compañía.