Chile: REMAX cierra una operación inmobiliaria con Bitcoin

La filial sureña de REMAX (RE/MAX) ha cerrado una operación inmobiliaria de compraventa en la que el cliente, residente en Temuco, ha pagado en Bitcoin, Ethereum y Dogecoin, activos digitales que había ido adquiriendo desde hace 3 años. Debajo puede encontrar la nota completa del diario El Mercurio, que cuenta más detalles de la operación, y que no voy a repetir. A lo que quiero enfocarme es al uso de estos activos digitales.


Con el transcurrir de los años el imaginario colectivo ha otorgado diferentes atributos o interpretaciones de lo que es Bitcoin y para qué sirve. Sin embargo, poco se habla de éste como tecnología del ahorro. El ahorro es una costumbre financiera que está muy difundida en occidente. La idea es separar una parte de los ingresos para poder utilizarlos en el futuro. Es decir, no gastar todo el dinero que ingresamos. Hoy el ahorro tiene un papel cada vez más relevante en la economía individual. Sin embargo, la sociedad, impulsada por los gobiernos y de la mano del sector financiero, ha creado la necesidad de gastarlo todo. Preservar el dinero es garantía de que pierda su valor cada día que pasa. La idea difundida es que lo más importante es consumir, es decir gastar.

No es sorpresa que los últimos años muchos bancos han dejado de ofrecer, e incluso han retirado, el producto de cuentas de ahorro. Aún cuando los costes financieros los asumía el cliente, la realidad es que la gran mayoría de personas que recibe ingresos o dinero en una cuenta bancaria la utiliza simplemente como un medio de pago. La idea de ir al banco a dejar tu dinero para que tenga un rendimiento ha quedado en el pasado, como la televisión en blanco y negro. Por supuesto que existe una nueva, y amplia, oferta de otros productos orientados al rendimiento, vendidos como inversión. Sin embargo, el promedio de la gente ¿realmente tiene la capacidad y posibilidad de acceder a estos productos? Probablemente no.

Cuando hablamos de ahorro en su definición más reciente debemos considerar, además de la separación de una parte de los ingresos, la preservación del poder adquisitivo. Es decir, que el monto ahorrado debe ser capaz de poder comprar los mismos productos o servicios que actualmente adquiere para mantener su estilo de vida, sin importar los cambios en la economía del lugar en donde reside. Esto puede sonar exótico para una persona común. Lo que quiere decir es si usted se plantea ahorrar para comprar una bicicleta en el futuro, lo ahorrado debería ser equivalente al precio que tendrá esa bicicleta en este momento del futuro. ¿Cómo logramos esta magia? eligiendo correctamente los productos financieros.

Bitcoin es una alternativa de ahorro frente a los mecanismos tradicionales. Desde su aparición, el precio de cotización ha superado con creces el índice de inflación del dólar, o de las economías más importantes. No es en vano que en países con economías en situación de inflación extrema, sus residentes han adoptado con gran avidez este producto digital que les sirve como protección para preservar el valor de su dinero, que les ha costado obtenerlo. Enhorabuena con el joven chileno que ha vendido sus Bitcoins ahorrados y ahora disfruta de una propiedad.

1 me gusta