Qué le espera al comercio electrónico

Los costes de publicidad en línea, devoluciones y reconocimiento de marca son cada vez mayores para las empresas que cuentan con plataformas totalmente en línea. Desde el año 2013 a la fecha, el coste de publicidad en sitios como Facebook se ha incrementado 10 veces. Es decir, si antes costaba 10, hoy cuesta 100. Junto con esto, el impacto que tiene este medio es cada vez menor. Es decir, la efectividad de las campañas son cada vez menores. Por otro lado, sitios como Zalando, líder en comercio electrónico en Europa, presentan un dato inquietante, en donde en promedio 7 de cada 10 productos vendidos en línea se devuelven, lo cual también representa un coste mayor, frente a 1 de cada 10 en tiendas físicas.

Todos estos datos, presentados en la charla ¿El fin de las tiendas? Invertir en el sector de distribución de Carmen Pérez Báguena, son muy interesantes pues evidencian que la ventajas de operar un comercio totalmente digital son cada vez menores, incluyendo sus márgenes. Sin embargo, un dato que me ha llamado la atención, es el hecho de que las nuevas generaciones, es decir los menores a 20 años, prefieren la experiencia de compra física en mayor medida que la generación que les precede[1]. Es decir, que el acudir a un centro comercial o tiendas se valora y refleja positivamente en las preferencias, sin dejar de emplear el canal digital.

Esto, naturalmente, no significa que el comercio electrónico haya dejado de crecer o acelerar sus ventas, considerando que Amazon, líder en EEUU, solo representa el 6% del mercado; sino que estos negocios deberán considerar estos factores al momento de plantearse incursionar en este mercado o sector que no tiene barreras de entrada. Las tiendas físicas, por otro lado, han visto aparecer algunas nuevas ventajas a razón del COVID, como la caída de los alquileres, que pueden aprovechar, manteniendo las que ya tenían en cuanto a devoluciones, posicionamiento de marca y otros.

1- Encuesta de Bernstein Millenial and Gen-Z citado en la charla.

Quinpu es un club de Internet. El lugar donde el punk no ha muerto.