¿RBC Televisión estafó a sus socios?


#1

Durante la campaña electoral municipal se suelen decir diferentes cosas y tratar de utilizar todo lo que sea necesario en contra del rival. Es lo que siempre ha habido y hay. El objetivo de esto es parecido al que buscan las marcas en publicidad, que la población asocie un atributo al candidato.

Con Ricardo Belmont, además de compararle con Trump por algunos comentarios sobre los venezolanos, se le ha sacado el tema del canal de televisión y la estafa a quienes compraron acciones. Entiendo que los miembros de este selecto club saben que todo eso es una mentira, un bulo propagado por los medios como tantos otros para aturdir más a los analfabetos.

Y es que el tema se resume a eso. A la ignorancia, desconocimiento, no por omisión, de cómo funciona el mercado, y en particular el accionariado difundido. Esto es incluso más curioso hoy cuando vemos tantas otras cosas que sí lindan con el delito y que las propias autoridades han denunciado, y si estas familiarizado con el tema de las ICO, todavía más evidente.

Pero, volvamos a analizar los hechos. En el aviso que pongo anteriormente Ricardo Belmont hace una convocatoria pública para hacerse socio de un nuevo proyecto televisivo. Por su parte ofrece lo que ya ha conseguido, que es la frecuencia para salir al aire y el local donde montar un estudio de televisión. Ofrece, a los que deseen convertirse en socios ser accionistas a cambio de un dólar o equivalente en soles, que además tendría beneficios colaterales por la propia operación del negocio.

En resumen lo que Ricardo Belmont ha hecho es una oferta pública de acciones, (OPA) en términos bursátiles. Indicando, además, que estas acciones se podrían negociar en la bolsa de valores. Los registros públicos indican que se vendieron cerca de dos millones de acciones de tipo A a cien mil accionistas, que en promedio habían adquirido 20 acciones, es decir invertido $20 dólares. Todos estos accionistas han quedado registrados en los tres volúmenes empastados del registro de constitución de la persona jurídica.

¿De donde viene el cuento si hasta aquí todo parece normal? Quizá por los eventos posteriores. Durante los años del primer gobierno de García el país sufrió una crisis económica y un nivel de inflación solo superado por el actual régimen venezolano. Así que razón no faltaba para que, efectivamente, el valor del sol frente al dólar se vea diluido. Una coyuntura parecida a la del 2008 u otras crisis financieras mundiales, y que obviamente afecta el valor de las acciones en el mercado.

Las acciones se diluyeron en su valor más de 100 veces. Y aquí quizá esté la clave. Una acción es un valor cuyo precio fluctúa de acuerdo al mercado. No es un depósito de dinero, que cuanto mucho, podría devolverte casi el íntegro. Es decir, cotizar una acción expone a un riesgo. Esto posiblemente no lo tiene claro mucha gente y sirve de comidilla para que los medios vuelvan a montar la escena del opresor frente al pueblo. No es así.

No recuerdo si Canal 11 como empresa o sus dueños hicieron esfuerzos para explicar este tema. Pero en cristiano, lo que ocurrió en ese momento ha sido lo mismo que ocurría cada día en tu hogar. Si ganabas 100 soles y con eso podías vivir 2 semanas, ahora ganabas 100 y solo alcanzaba para vivir 2 días, y cada vez menos.

Las inflación afecta por igual a las empresas. Si tu capital es de 2 millones y has proyectado que esa inversión permitirá mantener la empresa por 1 año, pero luego esos dos millones solo pueden pagar las operaciones (personal, compras, servicios como agua y energía, etc.) por 3 meses, entonces hay problemas. Aún cuando tengas ventas, cada día ese dinero pierde su capacidad adquisitiva. Si hoy vendes un servicio a 1000 y tu margen de beneficio es 50, mañana no puedes venderlo a ese mismo precio porque esos 50 ya no representan beneficio, pues tus costos se han incrementado por la inflación.

En ese mismo escenario el país vio como miles de empresas quebraban y cerraban, dejando sin empleo a la gente. Canal 11 no ha sido la excepción. Quien haya esperado en ese momento vender sus acciones, o quizá solo que le “devuelvan la plata”, seguramente estaba viviendo además en otro mundo de fantasía. Esto no se puede comparar a, por ejemplo, los aportes de FONAVI que sí eran una especie de ahorro, donde la gente daba su dinero al estado con la esperanza de tener una vivienda propia, razón por la cual se ha devuelto el aporte (con un cálculo que equipara esos montos al valor actual del dinero) a quienes no lograron tal objetivo.

Así que quizá usted deba leer Quinpu más seguido y dejar el analfabetismo funcional para que le vaya mejor en la vida, sobretodo en materia de finanzas. Si va a hacer algo debe informarse mejor, en especial si se trata de dinero. Canal 11 o RBC solo vendió acciones cuyo valor luego de algunos meses se perdió considerablemente, al compás de toda la economía, dicho sea de paso. No ha habido nada fuera de lo normal en el mercado de valores. Si no me cree le aconsejo buscar alguna sanción o comunicado de los reguladores como la SBS respecto a esta empresa, pues ofertar acciones en la Bolsa de Valores de Lima no es tan sencillo como dedicarse a cambiar dólares en una esquina.


#2

Sí, creo que podemos hacer algo para hablar más de esos temas.

Hace poco recibí una comunicación de un banco que indicaba que no podrían atender ciertas operaciones porque el estado había declarado feriado y sus contrapartes como el Banco Central y la Bolsa no trabajarían por ser entidades estatales. Si un banco no tiene claro que la Bolsa es una empresa privada ¿qué podemos esperar?