Software: El futuro es ser generalista

Hace algunos meses he publicado este tuit:

y también este:

Quizá merezca una explicación, y qué mejor que de un CTO, para lo cual les presento la entrevista a Pau Ramón, CTO de Factorial, en el podcast de Itnig, que es una especie de incubadora más fondo de inversión para empresas nuevas.

Puede ir directamente a la entrevista, si así lo considera. Pero me gustaría antes que tenga en cuenta lo siguiente: el cambio es la constante en la vida, en tecnología es incluso más pronunciado. Cada día nacen nuevas tecnologías, como nacen niños. Por otro lado, la información está disponible a raudales en Internet, en texto y vídeo, en la gran hemeroteca que es YouTube. Así las cosas, si se mira bien, quienes permanecen en las organizaciones son las personas, no la tecnología.

Para las organizaciones que se toman en serio a sí mismas, es más importante el enfocarse en las personas que en la tecnología. Son las organizaciones las que se crean para ir por un objetivo a largo plazo, incluso cuando éste es altruista. Ninguna organización puede plantearse conseguir sus objetivos de la noche a la mañana, así tenga una chequera grande. De modo que, elegir a las personas adecuadas mejora las posibilidades de éxito y supervivencia de la propia organización, así como elegir una alimentación adecuada las de una persona; y a su vez, el elegir la organización adecuada mejora las posibilidades de éxito profesional. Es un juego de beneficio mutuo.

Quizá por falta de conocimiento de su actividad, mucha gente ha comprado la idea de que las organizaciones tienen que ser empresas de tecnología, y no de lo que hacen toda la vida. Un error de análisis en el que sea cae inducido por los mercaderes de la tecnología. La actividad de una empresa que produce zapatos, va a seguir siendo producir zapatos, bien los fabriquen personas a mano o robots. Lo mismo para una empresa de comercio minorista por Internet, su negocio es obtener un margen por cada venta de un producto que no produce, es decir lo mismo que el supermercado del barrio. ¿Tiene que producir o comprar tecnología? dependerá de las eficiencias que pueda obtener para ser más competitivo y tener una ventaja frente a la competencia.

Al punto. Las organizaciones actualmente incorporan personal con conocimiento de software no para convertirse en una fábrica de software, sino porque la dinámica del momento en todos los sectores es tal. El software es el motor de nuestra época y por tanto, quienes lo sepan aprovechar obtendrán ventajas y potencialmente mejores beneficios. Pero así como el motor se utiliza en un afeitador, nevera o el coche, el software es solo una herramienta que sirve para producir artefactos que tienen un propósito, una función que tiene un fin dentro de la organización.

El software no es un fin en sí mismo, sino un paso, una tuerca que forma parte de algo dentro de la organización. Las organizaciones que entienden esto saben, por tanto, que no tiene mucho sentido, entonces, contratar ingenieros de motores diesel, en lugar de eléctricos o de combustión. Al final, se va a necesitar un motor y dependiendo de las condiciones y circunstancias se tomará alguna de las alternativas. No tiene sentido hoy, el tener una plantilla en donde todos sean ingenieros de motores a combustión, como podría tenerlo en el siglo XIX. Tampoco tiene sentido despedir a toda tu plantilla porque has cambiado de tecnología. De modo que lo que se busca es un perfil más general, es decir más centrado en las capacidades personales y su conocimiento de la base de su actividad profesional.

Siempre me ha hecho gracia cuando me han preguntado ¿y, en qué programas?, en lo que haga falta. Hasta luego y disfrute de la entrevista, que es menos teórica y generalista que lo que ha leído hasta aquí.

Ya en el tema de CTO, o sea el jefe o director de software de la empresa, también quiero compartir otro ejemplo de lo que hace alguien que se toma en serio su rol. En este sentido, me gusta lo que publica Samuel Reed en el blog de ingeniería de Bitmex, la casa de negociación de futuros de Bitcoin más grande.

En la publicación que pongo debajo (en inglés) explica cómo han empezado, porqué eligieron las tecnologías que han elegido y porqué es que esto hace que su modelo de negocio funcione para ofrecer apalancamiento de hasta 100 veces. Las publicaciones son técnicas, pero lo más importante es que Samuel entiende en dónde está parado y qué se pide de su rol, algo que pocos “CTOs” se dan cuenta. Algunos creen que este rol es ser “el que más sabe”, otros “el que guía al rebaño”, otros más “el que padre sustituto que gestiona la guardería”. Como también me gusta el fútbol, hay muchas similitudes que se pueden hacer, pero no lo haré porque debo cambiar de ventana al editor emacs.

Quinpu es un club de Internet. El lugar donde el punk no ha muerto.